sábado, 24 de septiembre de 2016

Llegó el manager: ¡Vamos a jugar duro!


Fue el primero en llegar. La sesión estaba programada para las 9:00am, pero él se plantó en el césped veinte minutos antes del inicio de la misma. Los jugadores saltaron al terreno a la hora establecida. Entonces llegó el momento. Oswaldo Guillén tomó el mando de Tiburones de La Guaira y dirigió su primer entrenamiento.

Habló unos minutos con los lanzadores y receptores del equipo, se dejó aconsejar por su cuerpo técnico que tienen desde el lunes preparando a los peloteros y compareció ante la prensa. Todo esto en menos de dos horas.

“Este es un reto bastante difícil para mí, mucho más que Grandes Ligas, allá puedo dirigir con los ojos cerrados, aquí no. Estar uniformado de nuevo para mí es un reto bastante fuerte y es una responsabilidad bastante grande”, fueron las primeras palabras de nuestro mánager.

Más detalles: Prensa Tiburones | Foto: Alejandro van Schermbeek 

0 comentarios:

Publicar un comentario