miércoles, 12 de octubre de 2016

Tiburones contó con buen pitcheo y bateo oportuno para llevarse la victoria sobre Leones


Tiburones y Leones subieron al ring para pelear en el primero de nueve rounds que tendrá la ronda regular y la tropa del litoral se impuso con pizarra final de 6x3, amparados en pitcheo efectivo y maderos que respondieron en los momentos clave del cotejo.

William Cuevas, abridor salado, volvió a lanzar 5.0 innings, nuevamente estuvo a la altura de las circunstancias y sacó toda su gallardía para enfrentar a los melenudos, esta vez permitió cinco hits y un par de carreras: “Los pitcheos se me estaban quedando un poco altos”, dijo el derecho. Una vez que logró bajar la pelota “todo salió mejor”.

Y el relevo también respondió. El zurdo Sergio Escalona estuvo intraficable y lanzó 1.1 inning en blanco, con tres abanicados para adjudicarse el laurel. Por su parte, Gregory Infante bajó la santamaría por segunda ocasión con 1.0 tramo de dos ponches.

Los bates salados fueron oportunos. Comenzaron arriba en la pizarra en el primer inning, y respondieron y respondieron en los momentos clave del cotejo.

“Era un juego grande, pues de la manera que jugamos la semana pasada debíamos ganar”, dijo el manager Oswaldo Guillén, luego de que cayera el último out del careo, por un ponche que le propinó el cerrador Gregory Infante a Jesús Galindo, jardinero central melenudo. 

“Fue un triunfo importante, no importa contra quien, lo importante era ganar para la moral del equipo y la confianza. Empezaron a salir las pequeñas cosas, dimos los hits cuando los teníamos que dar, se pitchó bien y Cuevas (William) guao, el trabajo que hizo fue verdaderamente sensacional”, finalizó Ozzie Guillén.  

Más detalles: Prensa Tiburones | LVBP de Andriw Sánchez Ruiz | Foto: Alejandro van Schermbeek

0 comentarios:

Publicar un comentario