domingo, 20 de noviembre de 2016

La Guaira se quedó a un batazo de igualar las acciones


La inspiración de Cardenales de Lara continúa. A pesar de las dificultades en los innings postreros, los crepusculares lograron derrotar 11 por 9 a los Tiburones de La Guaira en un duelo de batazos en el Estadio Universitario. 

A diferencia de lo que ocurrió pasado fin de semana en el Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, donde los brazos escualos mostraron su dominio sobre los maderos larenses para conseguir la barrida, en esta ocasión los crepusculares lograron pegar hasta 18 sencillos para abrir el score desde muy temprano.

No obstante, la victoria del Cardenales corrió peligro en el octavo capítulo, cuando Tiburones anotó cinco carreras. Afortunadamente para los crepusculares, el joven Jesús Parra cerró el careo al trabajar 1.2 capítulos y apuntarse su segundo salvado en dos días seguidos.

Ozney Guillén sigue aprovechando las oportunidades y el día de hoy vivió una gran jornada ofensiva. El jardinero, quien estuvo como segundo bate y right field, ligó de 3-2, con doblete, anotada, remolque y par de boletos. Con dicha actuación, el caraqueño dejó su promedio ofensivo en .500 puntos.

Buena noticia y alivio en el clubhouse guairista, el pelotazo que recibió José Castillo quedó solo en un golpe tras practicarle una radiografía que no reseñó daños estructurales en su mejilla izquierda. 

Más detalles: LVBP | Prensa Tiburones | Foto: AVS Photo Report

0 comentarios:

Publicar un comentario