domingo, 4 de diciembre de 2016

La defensiva y el pitcheo hundieron a Tiburones


Si hay que señalar cuáles fueron las claves de la victoria de Cardenales de Lara, 10 por 2, contra Tiburones de La Guaira, hay dos cosas que son ciertas: los pájaros rojos batearon mucho y tuvieron un relevo excepcional. 

La primera señal del ataque alado se vio en el segundo inning, Helmis Rodríguez, abridor de los escualos y perdedor del compromiso, fue castigado en el tercero con tres rayitas más. 

Néstor Molina, iniciador de los Cardenales, aceptó las únicas dos anotaciones litoralenses en el cuarto tramo. A partir de allí, los salados no tuvieron ninguna oportunidad para voltear la pizarra.

El relevo crepuscular, retiró 5.1 innings sin siquiera tolerar un incogible. Aunada a la poderosa ofensiva y la eficacia del bullpen, Lara se vio beneficiado por los cinco pecados que cometió la defensa de los Tiburones.

Más detalles: LVBP por Andriw Sánchez Ruiz | Foto: Alejandro van Schermbeek


0 comentarios:

Publicar un comentario