jueves, 12 de enero de 2017

La cantidad de boletos entregados fue la principal falla del conjunto litoralense


Cuando comenzó la serie entre Tiburones de La Guaira y Caribes de Anzoátegui, los escualos no esperaban salir derrotados de la manera como los orientales lo hicieron, ya que la ofensiva explotó de tal manera que desató un cataclismo en el departamento de pitcheo del rival, con una efectividad colectiva de 9.68 en los seis compromisos ejecutados ante la “Tribu”, para convertirse en el conjunto con el porcentaje de carreras limpias admitidas más abultado en la historia de la pelota criolla en una instancia de postemporada.

Jonathan Albaladejo y Edgmer Escalona no pudieron asegurar victorias, mientras el refuerzo Kramer Sneed fue el que peor hizo su labor, ya que en el cuarto juego solo retiró a un bateador, permitió cinco carreras y otorgó tres boletos, para dejar una efectividad de 135.00.

Más detalles en Meridiano por Pedro Felipe Hernández | Foto: AVS Photo Report


0 comentarios:

Publicar un comentario