domingo, 2 de abril de 2017

MLB | Junior Guerra pasó del abismo a abrir un día inaugural en Milwaukee


Se jugaba la edición 2009-2010 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional y Junior Guerra estaba pensando en retirarse del beisbol.

Guerra tenía 24 años de edad y venía de una temporada perdida en Ligas Menores de los Mets. El derecho venezolano había sido suspendido 50 partidos en enero del 2009 tras dar positivo a la sustancia Nandrolona (esteroide anabolizante) y fue dejado en libertad cuando la suspensión expiró. Guerra regresó a su equipo invernal, La Guaira, pero los Tiburones se encontraban sumidos en un bache y Guerra estaba lanzando de manera esporádica antes de ser bajado a la Liga Paralela, la versión venezolana de Ligas Menores.

“Llegó el momento en el que comencé a dudar de mi capacidad como jugador”, recordó Guerra. “No sabía qué pensar. Estaba un poco triste. Gracias al apoyo de mi esposa, pude mantenerme a flote. Seguí trabajando y afortunadamente todo salió bien”.

Las cosas le han salido tan bien que la esposa de Guerra, Erika, estará presente en el Miller Park la tarde del lunes, cuando Guerra abrirá contra los Rockies y hará el primer pitcheo de la 49na temporada de los Cerveceros como franquicia. El camino desde aquellos días negros en la pelota invernal hasta llegar a abrir en un Día Inaugural de Grandes Ligas llevó a Guerra de Venezuela a España y desde Wichita, Kansas, hasta México y luego desde Italia de vuelta a Wichita y finalmente de regreso a sucursales de Grandes Ligas.


Ahora, tras registrar marca de 9-3 y efectividad de 2.81 en 20 aperturas por los Cerveceros el año pasado, Guerra es un lanzador de 32 años de edad quien arrancará su primera campaña completa en la Gran Carpa.

Más detalles en LVBP

0 comentarios:

Publicar un comentario