jueves, 16 de noviembre de 2017

Ozney Guillén se ríe de las críticas


“Es difícil jugar para mi padre, en cuanto a la exigencia. Creo que él, en general, exige disciplina a sus dirigidos, ejecutar las jugadas, hacer los fundamentos del juego. La gente lo ve desde la perspectiva de que es mi padre. Tal vez la presión es para él, porque dicen que estoy jugando porque soy su hijo. No es fácil”, soltó el jardinero sin cortapisas. “Pero en los años que tengo dentro del beisbol he aprendido que mi trabajo es contra el pitcher. Antes me preocupaba por lo que ocurría a mí alrededor y no me fue bien. Ahora me concentro solo en el juego y me ha ido mejor”.
Antes de la jornada del miércoles, Ozney ligaba para .294 (de 17-5), con cuatro remolcadas en los últimos 10 partidos de los escualos, mientras que en la temporada su línea ofensiva es de .281/.364/.351, con un OPS de .715.

“Tengo una mejor temporada que el año pasado y todavía dicen que jugo por mi padre. Los fanáticos no son fáciles. Puedo decir todos los sobrenombres que me han puesto y las cosas que me dicen en las redes sociales. Me río de eso. Al final del día tengo que hacer el trabajo y cuando termine la temporada en la LVBP tengo contrato en Estados Unidos. La vida sigue”, destacó.

“Creo que nadie sabe por lo que uno pasa, pero me gusta el reto de ser yo contra el mundo. No me molesta que me piten, porque si lo hacen te toman en cuenta, eres alguien importante para esa persona”, enfatizó.

“El besbol no va a cambiar, tengas el parentesco que tengas con el manager. Hay que salir a jugar duro y ganar”, resaltó Ozney.

Más detalles en Prensa LVBP por Alexander Mendoza | Foto: AVS Photo Report 

0 comentarios:

Publicar un comentario